Ya tengo el tema de mi crónica, ¿y ahora qué?

¡Bien! ¡Conseguimos el tema de nuestra crónica! Ahora, nos toca comenzar con el proceso de investigación, cuyas bases serán las fuentes documentales y las fuentes vivas.

En cuanto a las fuentes documentales, por ejemplo, tenemos leyes, noticias que se hayan escrito antes del tema, estudios con datos duros que contextualicen la situación en un país específico o en el mundo. Mientras tanto, las fuentes vivas son aquellos especialistas o expertos del tema y, como siempre les digo, el elemento humano es imprescindible porque es el que va a conectar con nuestro lector, es el que va a hacer que esos datos y esos números tengan un sentido para él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Hola, soy Milángela! Estaré encantada en ayudarte :)
Powered by