Un hombre exaltado en el autobús

—¡Me exalto porque vos me hacés exaltar!

El silencio en el interior de un colectivo (autobús) 🚌 es interrumpido por uno de los usuarios.

—¡Todo trabado siempre! Tenemos que vender las cosas, llamar a la inmobiliaria —la persona con quien habla por su celular lo interrumpe.

La mirada de los usuarios se cruza 👀. El motor del colectivo no es más alto que la voz del hombre -corpulento, cabello negro, enrulado, despeinado, sentado en uno de los puestos de la ventana-, pero impide que las palabras se escuchen con claridad. 🚦 Un semáforo en rojo apaga el motor del colectivo por unos segundos.

—¡Yo me voy a mudar! No quiero vivir más allí, ¡me quiero mudar!, no quiero vivir más con tus cosas horribles —los dos brazos del hombre están libres por los auriculares y los mueve con ademanes de reclamo, como si la persona con quien habla estuviera en el puesto de adelante.

—Yo crío a la nena, limpio la casa… —el semáforo en verde enciende nuevamente los motores del colectivo y el hombre pide la parada.

Se baja por la avenida Santa Fe, cerca de la estación del Subte (Metro) de Palermo, en la ciudad de Buenos Aires. 🚌 Son las 11:00 am de este lunes.

Risas bajas y murmullos entre quienes continúan su viaje en el colectivo.

—Uno se entera de la vida de la gente en dos minutos —suelta uno entre risas, mientras aprovecha de sentarse en un puesto que se desocupó en la última fila.

Al cabo de un rato, el silencio vuelve a reinar en el interior del colectivo, solo interrumpido por su motor.

Foto propia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Hola, soy Milángela! Estaré encantada en ayudarte :)
Powered by