La “luca a juro” que debe conseguir un joven de 24 años

Pasajeros embarcándose en una camionetica en Chacaito en Caracas

―En julio necesitaba necesitaba 100 luca (100 mil bolívares) a juro. Me llamaron para cubrir unos 15 años, les mandé el presupuesto y me dijeron que estaba demasiado caro, que ya habían conseguido a otro que lo hacía más barato. Entonces les pregunté cuánto les estaban cobrando y, al final, les pedí solo 60 luca (60 mil bolívares). Cuando llegué a la fiesta, ¡hasta había un grupo de música llanera! Uno a veces es demasiado bueno, no le quieren reconocer el trabajo a uno.

―Bueno, al menos cobraste algo.

―Sí, pero me da ladilla caer en esas crisis en las que uno necesita la luca a juro ―el joven está angustiado porque tiene 24 años de edad y piensa que ya no se beneficia de un seguro médico.

―Tranquilo, es hasta los 25 ―lo consuela un amigo.

No lo saben, pero ellos forman parte del más del millón de venezolanos que no tienen trabajo en el país ―lo refleja el último informe de la tasa de desocupación del Instituto Nacional de Estadística (INE) en abril de 2016―. Uno más engloba el grupete: delgados, ropa oscura y holgada, piercing, tatuajes. Pero este último sí tiene trabajo.

―¿Y tú, chamo? ¿En tu trabajo no necesitan un diseñador? ―pregunta el amigo consolador.

―Para nada ―los tres sueltan una carcajada como si ya hubiesen sabido la respuesta de antemano.

―Me pintaron pajaritos en el aire. Pensé que había chamba para tres o cuatro meses, pero solo tuve dos semanas de chamba. Las chamas eran comunicadoras, tenían complejo de que sabían todo, vivían tomándose selfies con los lentes que vendíamos, y como que ya no necesitaban de mi trabajo, pero igual, no es lo mismo, digo yo…. ―continúa el joven que detesta necesitar la “luca a juro”.

Él no tiene trabajo y tampoco moto: usualmente cobraba 20 luca (20 mil bolívares), pero sus gastos eran de 12 luca (12 mil bolívares) y le costaba 6 luca (6 mil bolívares) reparar el vehículo, así que se la vendió a su hermana en 250 “palos” (250 millones de bolívares).

Como muchos de los jóvenes ―se calcula que unos 900 mil venezolanos han emigrado―, él piensa en algunos destinos para tener una mejor calidad de vida: Chile está de primero en su lista, pero el pasaje le cuesta como 11 “luca”.

―¿Cuánto tienes que trabajar para ahorrar? Como dos años, y comiendo agua con limón, y al final para nada porque después va a costar el doble. Yo conocí a una jefa que, hace tiempo, ahorró un mes y se fue a España ―lamenta el único de los tres que tiene empleo.

Los tres viajan en una camionetica desde Chacaíto hasta la urbanización Santa Fe, en Caracas. Por el pasaje de este viaje no pagaron 11 “luca”, sino 100 bolívares, pero los transportistas urbanos ya están pidiendo un aumento a 300 bolívares para el próximo mes de abril.

Foto propia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *